Disoluciones acuosas y Electrolitos

Anuncios patrocinados


Publicado en: Química

| 22 noviembre, 2012 | 1 Comentario


Una disolución es una mezcla homogénea de dos o más sustancias. El soluto es la sustancia presente en menor cantidad y el disolvente, es la sustancia que está en mayor cantidad. Una disolución puede ser gaseosa (como el aire), sólida (como una aleación) o líquida (agua de mar). Dentro de los ejemplos de disoluciones, se tienen las disoluciones acuosas, en las que el soluto inicialmente es un líquido o un sólido y el disolvente es agua.

Todos los solutos que se disuelven en agua se agrupan en dos categorías: electrolitos y no electrolitos. Un electrolitos es una sustancia que, cuando se disuelve en agua, forma una disolución que conduce la electricidad. Un no electrolito no conduce la corriente eléctrica cuando se disuelve en agua.

En la imagen de la izquierda se muestra un dispositivo que permite distinguir electrolitos, de no electrolitos; y a su vez electrolitos débiles y fuertes. Para que el foco se encienda, la corriente debe circular de un electrodo a otro, para cerrar el circuito. El agua pura es un conductor deficiente de la electricidad; sin embargo, al añadirle una pequeña cantidad de cloruro de sodio (NaCl) el foco se enciende tan pronto como la sal se disuelve en el agua.

Al compara la brillantez del foco para las mismas cantidades molares del agua, se pueden distinguir entre electrolitos fuertes y débiles. Una característica de los electrolitos fuertes es que en disolución se supone que el soluto se disocia 100% en sus iones (se entiende por disociación la separación del compuesto en aniones y cationes). Por lo tanto para el cloruro de sodio se tiene:

NaCl (s)—————> Na+ (ac) + Cl- (ac)

Los compuestos iónicos como el cloruro de sodio (NaCl), yoduro de potasio (KI) y nitrato de calcio [Ca(NO3)2], son electrolitos fuertes. Los ácidos y las bases también son electrolitos. Algunos ácidos, como el ácido clorhídrico (HCl) y el ácido nítrico (HNO3), son electrolitos fuertes. Se supone que estos ácidos se ionizan completamente en agua. Por otro lado, ciertos ácidos como el ácido acético (CH3COOH), que le confiere el sabor al vinagre, no se ionizan por completo; es decir, son electrolitos débiles. La ionización de este ácido se representa como sigue:

CH3COOH (ac) ß————> CH3COO- (ac) + H+ (ac)

El término ionización se utiliza para describir la separación de ácidos y bases en iones. La ionización del ácido acético se escribe con doble fecha para indicar que la reacción es reversible; es decir, para indicar que la reacción puede suceder en ambos sentidos. Inicialmente, varias moléculas de CH3COOH se separan en iones CH3COO- y H+. Con el tiempo, estos iones se recombinan para formar el ácido sin disociar. Finalmente, se llega a un estado en el que las moléculas de ácido se ionizan con la misma rapidez con la que vuelven a combinarse los iones. A este estado químico, en el que no se observa un cambio neto alguno a nivel macroscópico, se le llama equilibrio químico.



Etiquetas: , , , , , , , , ejemplos de disoluciones acuosas, Electrolitos fuertes en la vida diaria, electrolitos fuertes y debiles presentes en la vida cotidiana